jueves, diciembre 24, 2009

Feliz Navidad, Sofía

“Se fue la luz”, nos dices desilusionada cuando se apaga de repente la televisión, en la que ves ‘Buscando a Nemo’ por milésima vez. Con tu novato vocabulario, a tus dos años y medio, ya repites esa frase cada mañana desde hace algunas semanas. “Es por culpa de Correa”, te explico.

El otra día, cuando nuevamente se apagó tu película favorita, gritaste levantando tus brazos: “Se fue la luz, pod cupa de Codea”. Yo emocionado te di un abrazo. Tan chiquita y ya dices las cosas como son.

Hoy es Navidad, Sofía. Con apagones en la ciudad y en las mentes de nuestros gobernantes. Pero igual, Navidad. Te daremos tus regalos –en realidad los traerá Papá Noel en su trineo– por los que hemos pagado hasta el triple de lo que pagan los papás en otros países.

Es que este Gobierno cree en eso del proteccionismo, los altos aranceles, la sustitución de importaciones y todas esas recetas que ya han fracasado en el pasado. Ya te confundí, Sofi. No te preocupes. Papá Noel tampoco sabe de aranceles, ni trabas en las aduanas, ni absurdos nacionalismos. Él solo sabe de juguetes, canciones y alegría.

¿Te acuerdas que te conté la otra vez de unos señores muy feos que se llaman políticos? Hay uno en especial que ves a cada rato en la televisión moviendo los brazos, poniéndose bravo y diciendo cosas feas. ¡Adivinaste! Es Correa, el Presidente que trabaja en una casa muy grande que se llama Carondelet y usa unas camisas con muchas figuritas. Bueno, ese señor maneja un gobierno que el próximo mes ya cumple tres años. ¡Eso es más que toda tu vida! Y déjame felicitarte, Sofía. Porque en menos de esos tres años tú ya has aprendido a caminar, hablar, cantar, saltar, y hasta avisar para ir al baño. En cambio el Gobierno de ese señor ni siquiera puede gatear y se hace en los pantalones a cada rato.

Quisiera decirte cosas más bonitas por ser Navidad. Pero es difícil hacerlo cuando nos están quitando lo más importante en tu vida, la mía, la de tu mamá, tus abuelos, tus primos, tus amigos y toda la gente que te rodea: nuestra libertad. Ese señor y sus amigos se creen con el derecho a decidir lo que la gente puede decir. Son malos, como los de las películas. Nos quieren callar. Pero están equivocados y su poder es momentáneo. Por eso, tarde o temprano caerán. Y cuando seas mayor, leerás sobre los atropellos que se vivieron en el país cuando eras chiquita.

El mejor regalo que te quisiera dar, hoy y toda tu vida, es eso, tu libertad. Aquí, en este país, sin necesidad de escapar. Libertad para ser, decir y hacer lo que tú decidas, sin miedo. La libertad de vivir en un país donde no haya espacio para gobiernos abusivos que no entienden o no quieren tu libertad.

Espero que cuando llegues a primer grado y aprendas a leer, esos señores de Carondelet ya se hayan ido para no volver. Que en su lugar estén personas respetuosas que sí valoren y respeten nuestra libertad. Tal vez ahí sí, cuando llegue la Navidad, podré escribirte cartas más felices, no como esta que me quedó bastante triste.

6 comentarios:

Boris Estebitan dijo...

Me encantooooooooo lo que escribiste.
Te invito a leer mi blog:
http://oposicionylibertaddeopinion.blogspot.com/
Es sobre defender la libertad de expresion.

Juan Martin Tanca Macchiavello dijo...

Profesor! un saludo desde UF! muy bueno este editorial! desde afuera se sufre mucho de impotencia de no poder hacer nada contra los tiranos! La unica forma de hacerlos caer y que lo sientan es en las urnas! asi no regresan como martires.Lamentablemente no hay un bastion fijo de oposicion, nadie se amarra bien los pantalones

Ironú Mora dijo...

Excelente post...tu realidad es tan parecida a la nuestra que por un momento al leer el encabezado en mi blogroll pensé q era el blog de un amigo cuya hija tambien se llama sofia y q tambien tiene esa edad...en fin la cosa es q acá en Vzla tenemos una situación muy similar y sólo nos resta seguir luchando sin descanso hasta lograr recuperar lo q tanta sangre costó a nuestros ancestros y lo que moralmente le debemos a las generaciones futuras: la Libertad...
Feliz Navidad

Andrés Cárdenas M. dijo...

Me gustó tu artículo, aunque te hice un pequeño comentario en mi blog hasce unos días. Un saludo,

Anónimo dijo...

Esto fue muy tierno y triste a la vez. :/ Con suerte para todos nosotros, ya se terminan los 4 años (no más reelecciones) y nos libramos de este dictador.

Qué bueno que encontré su blog, y de la forma más inesperada (un feed en LJ)!

Me gusta mucho como escribe usted :) Feliz año nuevo.

Andrés Minchalo dijo...

Execelente blog, sigo tu columna de opinión en diario el Universo.
Te invito a que pases por mi blog: http://liberalismoyestadodederecho.blogspot.com/

Gracias