jueves, agosto 09, 2007

La visita del maestro

Hugo Chávez visita Ecuador. Seguro lo recibirán con banderas, aplausos y sonrisas. Los dictadores, sin importar el mal que hagan, siempre tendrán sus seguidores y fanáticos.

Y Chávez se reunirá con Correa. Hablarán de su “revolución” bolivariana. Chávez dirá que “Venezuela ahora es de todos”, y Correa dirá que “La patria ya es de todos”. La imitación como homenaje. Hablarán de las maravillas de sus gobiernos bolivarianos y revolucionarios en los que todo será de todos. Es decir, del Estado, es decir del Gobierno, es decir de ellos. Y criticarán a banqueros, empresarios y periodistas malvados que solo quieren frenar sus planes salvadores.

La relación entre Correa y Chávez siempre tuvo su misterio y su realidad. Desde la época de campaña ya existía la duda sobre su cercanía y el grado de parecido que tendrían. “Correa no es Chávez” nos repetían muchos. Él es un socialista moderno que viene del mundo académico, no un militar golpista con aspiraciones dictatoriales. Y así muchos lo creyeron. Votaron por Correa, por el cambio, por el socialismo moderno. Por algo parecido a Bachelet. No por Chávez.

Tristemente la balanza se inclinó al estilo del visitante de hoy. Vemos poco de Bachelet y mucho de Chávez. Pocos intentos de acuerdos nacionales y de unir a todos los ecuatorianos para empujar el país hacia adelante. En cambio, hemos visto a un presidente dedicado a confrontar, dividir, amenazar. A picarse con cualquiera que lo critica. A atacar y criticar a políticos exitosos, en lugar de apoyarlos uniendo fuerzas por el bien de todos. A recitar el cuento de conspiraciones en su contra. A asustar la inversión privada y hacerla volar a otros países en lugar de invitarla e incentivarla. A unirse a grupos políticos conflictivos y culpables de nuestro atraso educativo, en lugar de ponerlos en su sitio. En fin, a dedicarle más tiempo a lograr protagonismo, callar opositores y gastar fondos públicos en popularidad y votos, que a trabajar por los ecuatorianos y planes a largo plazo.

No es por nada que muchos que apoyaron a Correa pensando que representaría una izquierda moderna, ahora lo critican. Ya no ven en Correa un socialista moderno. Ven un populista más, de esos que sobresalen solo en hablar a las masas y bailar. Ven lo que tantos y tanto temimos: un seguidor de Chávez que hasta ha expresado su deseo de superar al maestro en sus atropellos, específicamente contra la libertad de los medios.

El primer anuncio claro de la cercanía ideológica y de estilo de Correa con Chávez vino en su posesión como presidente. Ahí en Zumbahua, junto a Evo Morales, compartieron himnos y discursos “revolucionarios”, de esos que tanto mal y atraso le han causado a Latinoamérica.

Nos asustamos. No lo queríamos creer. Nos negábamos a aceptar que nuestro joven presidente se pareciera al venezolano. Pero seis meses después nuestros temores parecen cumplirse.

La visita de Chávez no pasará desapercibida. La “revolución” bolivariana se sustenta en la figura de sus salvadores. En la forma, los gestos, la controversia, los discursos. Chávez y Correa lo saben, y lo hacen bien. Se parecen tanto. Y lo más triste es que muchos todavía los aplauden ilusamente.

3 comentarios:

Dirac dijo...

Tienes toda la razon!!!
Muchas personas votamos por Correa porque pensamos que iba a ser el estadista que el Ecuador necesitaba...a pesar de que ya se habia tirado una que otra perla cuando estaba en el ministerio de economia (ya parecia que perfilaba). Pero creimos en el, diria yo que todos mis conocidos estan defraudados con su gestion de corte populista y sin perspectivas macroeconomicas...
Manuel, he estado leyendo algo sobre el metodo que se aplicara a las votaciones pero quisiera leer algo en donde sea realmente tecnico como para saber a ciencia cierta como es que debemos votar en las elecciones de asambleistas...te agradeceria que nos publiques un enlace...
Aprovecho para pedir a la comunidad que no voten en plancha, que meditemos nuestro voto, que votemos por las mejores personas...esta vez no podemos equivocarnos como la vez pasada...

Saludos MIG tienes una gran pagina

Libertario dijo...

Yo también vote por Correa, que arrepentimiento más grande tengo. Este si resulto ser el peor del trío de "revolucionarios" bolivarianos. Es increíble que alguien con tanta educación a cuestas no pueda guiarse por el simple sentido común; puedo ser que el "cocalero" o el "militar de cuarta" por su ignorancia crean en la eficacia del socialismo de cualquier siglo. Excelente blog.

maria fernanda sala dijo...

Visto desde fuera, con la frialdad q da la distancia, nunca entendi como no vieron en correa desde el dia 1, como pretendia gobernar.
si algo hay q decir, es q nunca vendio otra imagen, con la informacion que llegaba hasta aca (chile) se veia que correa no era chavez, pero tenian un sospechoso parecido, y muy lejos estaba de ser del socialismo de bachelet.